“En España la figura del profesor está devaluadísima”

por

D

avid Calle fue uno de los finalistas al premio  Global Teacher Prize, considerado como el premio Nobel de la educación, en Febrero de 2017. Su canal de Youtube, ‘Unicoos’, es una vía de enseñanza online gratuita de la que ya disfrutan casi un millón de suscriptores con más de 100 millones de visitas repartidas entre todo el mundo. Muy humilde, con un lenguaje directo, claro y siempre con ganas de enseñar, me habló sobre su experiencia en la gala, el sistema educativo y sus orígenes   como  profesor

P- ¿Cómo ha sido la experiencia de estar nominado en los Global Teacher Prize?

R- Fue increíble. Desde un punto de vista mediático fueron seis meses de auténtica locura. Me hice casi un máster en periodismo (risas). Lo realmente chulo fue cuando quedé entre los 10 primeros finalistas y me mandaron a Dubai. Allí aprendí muchísimo porque había 150 profesores de todas las partes del mundo, cada uno con su pequeña historia  y eso es súper enriquecedor. Vine con un montón de energía porque descubres que hay profesores por todo el mundo repartidos que luchan cada uno a su manera con mucha energía y a veces hasta sin recursos.

P- Después de conocer profesores de todo el mundo, ¿crees que funcionan bien los sistemas educativos?

R- Los sistemas educativos casi todos funcionan fatal. No cuentan con los recursos suficientes y hay muy pocos países en los que la figura del profesor esté bien valorada. En España la figura del profesor está devaluadísima y  no debería ser así. Por eso el Global Teacher Prize está muy bien porque pone en valor la figura de los profesores.

P- Ciñéndonos a España ¿qué cambio necesita el sistema educativo?

R- Lo que haría falta básicamente es que hubiera un pacto de educación global que atendiera y escuchara las necesidades de todos los grupos implicados: profesores, padres, familias, directores de instituto, expertos…  A partir de ahí tratar de poner en valor la figura del profesor, tratar de hacer que la carrera de magisterio sea una carrera de prestigio y que acceda la gente más brillante y con verdadera vocación.

La innovación no pasa porque todos los chavales tengan una Tablet en la clase

P- ¿Qué es lo que deben mejorar las familias?, Según tu criterio

R- Las familias deberían proteger menos a sus hijos. Yo soy padre, y somos excesivamente sobreprotectores con ellos a día de hoy y la capacidad de esfuerzo y de trabajo que teníamos en generaciones an- teriores se ha perdido. Deberíamos dejar que luchen, que fracasen y decirles que la vida es muy dura, y cuanto más trabajen, mejor les irá y más felices serán.

P- La tecnología hace mejorar la educación, pero, ¿hasta qué punto?

R- Hay que tener cuidado. La innovación no pasa porque todos los chavales tengan una Tablet en la clase. La innovación pasa por hacer cosas diferentes. Se puede enseñar física genial con un barreño de agua y un trozo de madera, pero hay que tener en cuenta que todos los chavales tienen un móvil en las manos, y con conexión a Internet, al menos en España, y eso hay que intentar aprovecharlo en un momento en el que tenemos toda la información del mundo.

 

Si te gusta tu trabajo tu vida será mucho mejor, y la mejor forma de que puedas elegir tú trabajo es que estudies

 

P- En tus entrevistas has habla- do mucho sobre la Flipped Classroom, ¿en qué consiste y qué beneficios tiene para las clases?

R- Pues básicamente consiste en cambiar la dinámica del modelo tradicional. El profesor antes de empezar una lección en clase les dice a sus alumnos que se vean determinados vídeos en casa y de esa manera, para empezar, los alumnos ya pueden intentar ponerse al mismo nivel. Luego, en clase, el profesor puede empezar a debatir con sus chavales, a hablar con ellos, contarles para que sirven las ecuaciones que han aprendido en sus casas viendo un vídeo… Se trata de trabajar en equipo con ellos, que eso es fundamental para que el alumno empiece a participar.

P-  Eres ingeniero de telecomunicaciones, ¿Cuándo decidiste hacerte profesor?

R- No lo decidí, lo decidieron  (risas).  Era ingeniero y nos fuimos a la calle hace 15 años 3.000 ingenieros debido  a una crisis en el sector de las telecomunicaciones y volví a trabajar en la misma academia que había trabajado cuando era más joven. Y lo que iba a ser solamente algo eventual, al final se terminó convirtiendo en lo que me apasionaba, y decidí que quería seguir dando clases y monté mi propia academia.

P- En tu libro ‘no te rindas nunca’ dices que antes del estallido de la burbuja inmobiliaria era muy fácil acceder a un trabajo bien remunerado sin apenas preparación académica, por lo que mucha gente decidió trabajar dejando de lado los estudios, ¿cómo se puede concienciar a la gente para que se entienda que siempre es mejor estudiar, que no estudiar?

R- Pues diciéndoles desde pequeñitos que lo más importante  en la vida, en cualquier cosa, es tratar siempre por todos los medios ser lo mejor posible. Porque si luchan y se esfuerzan por ser siempre lo mejor que puedan prácticamente no tendrán límites y no se conformarán con un empleo fácil pensando que durante 40 años van a tener que trabajar en ese mismo trabajo. Si te gusta tu trabajo tu vida será mucho mejor, y la mejor forma de que puedas elegir tú trabajo es que estudies.

P- Por  último,  ¿qué  mensaje le darías a una persona que quiere estudiar pero le da miedo por la edad o por alguna circunstancia?

R- Que abandone su zona de confort, porque nada increíble le va a pasar si no sale de ella. Que luche por superarse, que luche por sus sueños, ya que si no intentamos hacer cosas, si no nos movemos, no evolucionamos, y si nos quedamos siempre en nuestro reducto es muy  difícil que podamos mejorar. y, lo peor de todo, es muy fácil que la vida nos atropelle

1

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.