Comunidades interpretativas

por

L

as comunidades interpretativas son públicos concretos caracterizados por patrones de consumo y estrategias de comprensión comunes. Las conversaciones interpersonales en los pequeños grupos generan diálogo (OP discursiva). De esta manera se seleccionan, filtran y reelaboran los mensajes mediáticos.

 

Los fans de Belén Esteban, tras las fuertes críticas realizadas en 2015 a la “princesa del pueblo” (así la llaman cariñosamente), se unieron para luchar contra todo aquel que pretendía dañar la imagen de la exmujer de Jesulín. Crearon una campaña a favor de la tertuliana de Sálvame y en contra de cualquiera que la tratara de desprestigiar. El hashtag, activo a día de hoy, era #ArribaLaEsteban.

Tuit de Belén Esteban

Tuit de Belén Esteban

La iniciativa arrancó debido a comentarios muy desafortunados que había hecho Esteban en el programa GH VIP como “mientras haya mujeres en casa, no voy a dejar que un hombre coja la fregona”. Una comunidad interpretativa puede extraer varias definiciones de un mismo mensaje. Para algunos, tal sinceridad es muy positiva y deberíamos aprender y ser como ella; para otros, es un comentario machista que no debería haber hecho. “La esfera pública está plagada de seudo-realidades falsas y falseadas y, por tanto, interpretables a nuestro antojo”.

Según J.Baudrillard, existe una “era del simulacro”: “la fragmentación y la polisemia de los mensajes puede provocar que la OP no distinga entre el original y la copia”. Recordemos el ejemplo de La Guerra de los Mundos de Orson Welles y la cantidad de gente que se creyó que América estaba siendo invadida por extraterrestres.

 

Pero no hace falta irnos al siglo pasado, ¿Cuántas veces murió, por ejemplo,Hugo Chávez, antes de que realmente ocurriera? El País sacó en portada una foto del supuesto Hugo Chávez al borde de la muerte. Horas más tarde, salió a la luz que habían sido engañados y que la imagen era un fotograma de un vídeo que nada tiene que ver con el expresidente de Venezuela.

portada de El País sobre la enfermedad de Fidel Castro

Portada de El País sobre la enfermedad de Fidel Castro

 

Para la Opinión pública posmoderna “nada resulta inapropiado, todo puede ser apropiado: lo excluyente está incluido, las distinciones y las categorías se diluyen en fragmentos equivalentes”(Fiske). Al final, el discurso público se concibe como puro cuento del que extraer placeres superficiales”:

 

Algunos autores indican que el pluralismo de partida de los usos y gratificaciones se ha transformado en pluralismo posmoderno de llegada: interpretaciones descreídas y fluctuantes de cualquier mensaje.

“El rechazo posmoderno de las grandes narrativas puede servir a las clases medias ilustradas, pero no a quienes tienen en la cultura popular su único recurso”.  Por ejemplo, a nosotros, en este caso estudiantes de periodismo, como ejemplo de clase media ilustrado, nos hacen mucha gracia los memes, pero no todo el mundo entiende que, la mayoría de las veces, es una manera de protestar contra un hecho concreto con el que no estamos de acuerdo. “Se espera del público la aclamación o la indiferencia, no que debata y decida sobre cuestiones reales. Por ello es preciso examinar las estructuras e instituciones que median entre los actores y los espectadores del discurso público”.

 

 

0

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *